Programa FJ’S

Dice el IIFACE (Instituto de facilitación y cambio) que la facilitación es “el conjunto de habilidades, técnicas y herramientas para crear las condiciones que permitan un desarrollo satisfactorio de los procesos grupales y personales; tanto en la consecución de sus objetivos y realización de su visión, como en la creación de un clima relacional donde reine la confianza y una comunicación fluida, empática y honesta”.

Como su propio nombre indica, la facilitación consiste en facilitar o hacer más fácil el entendimiento entre distintas personas con un objetivo común en un proceso concreto. Cada proceso es diferente, y requiere una facilitación distinta. En función del público, el tiempo, pero, sobre todo, los objetivos, se diseña un proceso orientado a esos resultados esperados.

El programa FJ’s (Facilitador@s juveniles) es un proyecto piloto que se quiere poner en marcha y que pretende dotar a municipios de una persona facilitadora juvenil para crear las condiciones necesarias para el diálogo profundo, abriéndolo a las personas participantes. Su figura aparece y desaparece según la necesidad a lo largo de las sesiones. Custodia el tiempo, el ritmo y el flujo de trabajo y gestiona los conflictos.

La persona facilitadora juvenil es imparcial, neutral, no tiene por qué saber del tema a tratar, no se adueña del proceso y permite la participación efectiva de todas las personas del grupo.

Sus características principales son la capacidad de escucha profunda, que le permite percibir el clima grupal, la flexibilidad, para poder adaptarse a las necesidades concretas de ese grupo, la empatía para entender el momento en el que se encuentra cada persona en el proceso, la capacidad de síntesis, que le permite conectar ideas y agruparlas, la organización, ya que debe ser capaz de gestionar tiempos y procesos, y, por supuesto, la capacidad de fluir con el grupo de jóvenes.